De acuerdo a la Ley 675 de 2001 para convocar una asamblea extraordinaria debe existir la necesidad de solucionar una situación imprevista en el conjunto o edificio